Blogia
jana

Miel sobre hojuelas

Miel sobre hojuelas Imaginad un dinosaurio amarillo, entre la polución de los coches, en medio de la Gran Vía. Yo lo veo, y pienso coger la maleta y marcharme a otra parte. Uno cree que las cosas serán como uno las proyecta, pero no, nada sale si no se desea con fuerza. Os lo juro, es así. A mí me funciona, pero omitiré un pequeño detalle porque no quiero que tengáis tan mal concepto de mí.

Pues... un día soñé, hace muchos años, con un dinosaurio amarillo, subiendo la Gran Vía, intentando no pisar los coches; muy respetuoso y atemorizado o, más bien, avergonzado por su paso lento y su consecuente colapso. Un día, no sé dónde, me encontré un dinosaurio de goma dura, de color amarillo.
Y ahí lo tengo, entre un Volskwagen escarabajo, un Mini y un Seiscientos, en una estantería, llena de historias que me hacen soñar...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

La Niña de Zion(Quiara) -

Me alegro mucho de tu vuelta y mas si es con cosas como esta jajaja muaks:*

reuben -

Cuidado, no pongas sueños aquí que cualquiera te los va a analizar, y los sueños no mienten...

gasord -

q majo el dinosaurio... quien sabe lo q saldria si nos ponemos a psicoanalizar tu sueño... :O

e -

hey, has vuelto!
se te echaba de menos por aquí, jana.

caronte -

Yo tengo un par de muñecos de goma de Epi y Blas en bañador y con flotadores, gafas de buzo y el patito de Epi, por supuesto. Un dragoncito morado, el perro de Toy Story (ese que es un muelle), un Doraemon, y un par de Jedis ^_^
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres