Blogia
jana

Cocina de hombres

Cocina de hombres Es curioso, haciendo un repaso de mi vida, me he dado cuenta de que varios hombres han cocinado para mí.
Esta mañana, he salido de mi casa para coger el Metro. Tenía que encontrarme con una amiga para intercambiarnos unos documentos. Sólo he cogido el Metro para recorrer unas siete estaciones y ni si quiera he salido de él. El aire acondicionado de los vagones me remitía recuerdos muy entrañables, hasta que he dado con lo de la cocina. Entornaba los ojos y me sonreía levemente, recordando cada plato. La verdad es que he tenido suerte, pues lo que comí en todos esos momentos estaba delicioso...
Me han preparado paella, tortilla de patata, pasta, chuletas a la plancha, ensaladas mmmm y lo mejor de todo es que de todos estos tipos he aprendido algo.
Una de las últimas cosas que recuerdo es el uso de las tapaderas; es una estupidez, pero nunca había puesto una tapadera cuando pongo agua a hervir. Tengo mis cacerolitas tan bonitas con sus asas azules y su tapadera de cristal azul, de esas que tienen un agujerito y nunca la había puesto encima de agua hirviendo. Yo me quedé boba cuando vi aquella tapa encima de su cacerola, desenvolviéndose divinamente en la cocina... estaba para comérselo.
La verdad es que es todo un placer, un gustazo, ver a un tío cómo te prepara la comidita. Y una de las cosas que más me fastidia es que yo nunca he podido lucirme. Con lo rico que cocino yo y mis recetas estrella ¡qué rabia! Luego siempre quedo como una tonta. Todos terminan diciéndome “anda, seguro que no sabes ni freír ni un huevo”
Yo no digo nada, y me pongo más en plan vaga. En el fondo sé que les gusta jajaja.
No puedo dejar de decir, que realmente la última cosa que aprendí respecto al tema culinario es usar un tapón de corcho... pero este secreto no os lo revelo (no penséis mal eh jajaja), aunque este truquito se lo debe a su madre, que seguro que es un solete.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Bo Peep -

Pues a mí también me han cocinado varios. Aunque tampoco tiene mucho mérito, sé hacer algunas cosas pero ante la posibilidad de meterme en la cocina se me pasa el hambre. Y como eso no les pasa a todos pues, hala, a la cocina. Eso sí, con el microondas para calentar soy un hacha.

loftof74 -

kaixo!
lo decía porque el fin de semana conocí a una espectacular Jana (que, por cierto, en euskera significa comida) en Donostia y...quién sabe...quizas hubiera sido usted, ala que, sin conocer fisicamente, no quito el adjetivo de espectacularidad...a veces la espectacularidad, hablando de comidas, es echar un poquito mas de sal solo...

gracias por las flores a mi blogblog (que suena como algo cociéndose)

un saludo

tita -

cada dia hay mas hombres dispuestos a cocinar y ademas a hacerlo muy bien.¡Que suerte!

Jota -

Puf! y a mi que cocinar me da miedo!! el aceite siempre me salta en los brazos, yo creo que lo hace aposta, las yemas de los huevos se me rompen siempre, los cuchillos no hacen más que intentar rajarme! pero seguiré intentándolo, soy duro de roer!!

Cielo Vacio -

Pues a mi se me da bien cocinar y me encanta tener invitados para hacer cosas especiales.

De hecho hace tiempo que no lo hago. A ver si un dia de estos....

gasord -

pues has topao con tios mañosos, pq yo para cocinar...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres